El especialista

10.07.2016 09:00 Antigüedad: 5 yrs

UN BUEN MANTENIMIENTO AL SISTEMA DE REFRIGERACIÓN

A Través de nuestras diferentes ediciones durante estos 3 años que tiene la Revista Autopartes de estar en circulación, la sección de El Especialista siempre ha buscado brindar recomendaciones, sugerencias y consejos de mantenimiento sobre los diferentes sistemas y piezas que conforman el vehículo.

En esta ocasión, algunos de nuestros lectores nos han solicitado hablar del sistema de refrigeración y su correcto mantenimiento. A continuación usted encontrará un artículo completo sobre este sistema, las piezas que lo conforman y su debido mantenimiento, para garantizar la vida útil del mismo y el buen funcionamiento del automóvil.

El sistema de refrigeración, como su nombre lo indica enfría las partes del motor con el fin de prevenir el sobrecalentamiento del motor. Este sistema es frecuentemente menospreciado cuando se lleva a cabo el mantenimiento de los vehículos; sin embargo, en un porcentaje, aproximadamente el 40 % de los problemas que se presentan en un motor son originados o se encuentran directamente relacionados con un mantenimiento inadecuado del sistema de refrigeración.

El sistema de refrigeración, requiere de un mantenimiento periódico, con el fin de continuar funcionando correctamente. A continuación se brindan algunos consejos que le pueden ayudar a mantener en buen estado este sistema en su vehículo, evitando el sobrecalentamiento del motor, lo cual puede llegar a dañarlo. 

1
En primer lugar es importante que verifique que el sistema no presente fugas, así como el buen funcionamiento de los cinturones, bombas y poleas sea el correcto y adecuado.
2
Compruebe periódicamente el sistema, más aún antes de realizar un viaje largo o durante el verano. Es la mejor manera para detectar  fallos o fugas en alguno de sus componentes.
3
Revise que la operación del termostato sea la correcta, uno de los componentes de este sistema, pues un motor que se encuentre trabajando a altas o a muy bajas temperaturas no esta funcionando correctamente, lo cual puede ocasionar daños serios al sistema en general.
4
Evite el ingreso de polvo al sistema durante el manejo, almacenamiento, servicio y dispensado, pues la contaminación del líquido refrigerante puede llegar a interferir en la protección del sistema de refrigeración.
5
El radiador es uno de los principales componentes del sistema de refrigeración; esta pieza se encuentra ubicada al frente del motor, por lo que está expuesta a ensuciarse con facilidad con basura o residuos, impidiendo así que el aire circule libremente a través de los canales externos de enfriamiento; por ende es necesario limpiar y lavar este componente para mantenerlo completamente limpio y libre de impurezas que puedan perjudicar el proceso de refrigeración.
6
El motor tiende a sobrecalentarse todavía más en ciudad o en los atascos. Si en alguna de estas situaciones usted observa que sale humo del capó de su coche, es probable que la temperatura del motor sea excesiva. Apague el coche y deje que se enfríe antes de ponerlo en marcha a su destino para valorar más detenidamente las causas del problema.
7
Es importante e indispensable revisar el nivel del refrigerante cuando el motor se encuentra frío; este debe encontrarse levemente sobre la marca inferior ubicada en el tanque recuperador que se encuentra al lado izquierdo del motor.
8
Verifique visualmente el refrigerante así como su olor. Investigue cualquier cambio en el refrigerante, aspecto turbio, olores inusuales por ejemplo a amoniaco. Esto puede dar indicios de problemas que necesitan ser atendidos.
9
Es necesario e importante utilizar el refrigerante del tipo que recomiende el fabricante y en la medida exacta de mezcla que esté indica.
10
Cambie por completo el refrigerante cuando llegue al kilometraje o tiempo máximo recomendado por el fabricante.
11
No mezcle refrigerante nuevo con el anterior, pues la composición química se contamina y pierde las propiedades que éste debe tener para el buen funcionamiento del sistema.
12
Revise que las láminas del radiador no se encuentren obstruidas, dañadas o dobladas, para que así el aire circule libremente sin ningún inconveniente.
13
Esté pendiente del termostato y reemplácelo cuando sea necesario para así optimizar el lubricante e impedir el desgaste de piezas como 13 la culata o los pistones una fricción innecesaria.
14
Realizar una prueba de presión al sistema por parte de personal especializado colabora con la detección de fugas o que el tapón del radiador ya no cierra correctamente.


Para finalizar es importante que usted tenga en cuenta que los daños en el sistema de refrigeración pueden presentarse sin previo aviso, como un paro cardíaco, especialmente si su carro ya ha recorrido varios kilómetros.

Es también importante saber que, al cambiar una parte del sistema de refrigeración, existe la posibilidad de que otra falle rápidamente; por ejemplo, si uno cambia el radiador por otro nuevo, el mismo va a trabajar a toda máquina, generando una carga de trabajo mayor a los demás componentes del sistema.


De su interés

REVISTA AUTOPARTES

EDC. 36: El mantenimiento de su vehículo es indispensable ya sea cada vez que salimos a carretera, por la seguridad de quienes transitan en ella, o en el diario vivir. Es preciso hacer una valoración exhaustiva de su vehículo y recuerde siempre realizarla en los centros de servicio autorizados.

ÚLTIMAS NOTICIAS

22:32
Cat: En profundidad
22:32
Cat: Invitado Especial
22:32
Cat: Lo último
14:36
Cat: Datos curiosos
21:36
Cat: Nuestra Editorial
21:16
Cat: En profundidad
Mostrando resultados 1 a 7 de un total de 219