Invitado Especial

07.09.2015 13:58 Antigüedad: 6 yrs

LA DESTREZA DE REFERENCIAR LAS AUTOPARTES

El universo de las autopartes, es un cosmos que guarda en sí pequeños datos que pasan desapercibidos en muchas ocasiones a la vista de los usuarios.

Juan Mauricio Gómez
Gerente de Ventas de
Reposición de Gabriel S.A.

La referenciación, es uno de los elementos que actualmente muchas personas no conocemos y que aunque vemos códigos en las diferentes piezas que adquirimos no entendemos el significado de los mismos y todo el proceso que se esconde detrás de estos caracteres. Para esta edición, nuestro invitado especial es Juan Mauricio Gómez, Ingeniero Mecánico de profesión y Gerente de Ventas de Reposición de Gabriel de Colombia; quien lleva 7 años trabajando con la empresa y nos comparte desde su vasta experiencia, durante dos temporadas, en qué consiste el proceso de referenciar una autoparte, teniendo en cuenta cierta información que permite facilitar el trabajo de reconocimiento de cada una de las piezas que se fabrican en Gabriel S.A.

Este especialista, quien trabajó cuatro años en la línea módulos, la cual se encarga de ensamblar un módulo que incluye todo el sistema de fricción y amortiguador para despachar a las ensambladoras, ahora trabaja en el área comercial y nos aclara un poco el concepto de referenciar un producto, en este caso las autopartes.


“La parte de la referenciación tiene dos elementos importantes: El primero es un elemento interno y técnico, en el básicamente hay que nombrar las autopartes, colocarles un código que sirve para establecer un desarrollo de producto. Así mismo, desde el punto de vista comercial se crean líneas con características particulares que van a servir para darle una identidad específica a las piezas, en este caso a los amortiguadores, que también podrían ser pastillas, vehículos o el tipo de producto que uno quiera referenciar. Como lo digo una parte es muy comercial, es decir, lo que se quiere comunicar, la oferta de valor que se quiere dar a ese producto y de esa forma se nombra; y la otra es más nominativa que es tener un código particular para poder desarrollar el proyecto, asignarle recursos, pedir sus componentes y desarrollar los planos.”

Así mismo, como se maneja una referencia al interior de una empresa también las autopartes se identifican externamente, para mayor facilidad de los clientes tal como nos lo indica Juan Mauricio: “En el ámbito externo la referencia es la manera cómo la compañía quiere proyectar la imagen de esa línea o producto, la forma de posicionarlo y brindarle una solución al cliente. Por ello, se trabaja con una nomenclatura específica, sobre la cual se detallan las características de la pieza, información que se divulga al mercado en general, resaltando la serie, el nombre y especialidades de ésta, lo cual permite que nuestros clientes identifiquen y se apropien de los nombres de las autopartes y en la medida que el nombre es reconocido, las personas van a identificar esa referencia con mayor facilidad en el mercado, para hacer pedidos y poder recomendarla con confianza.”

Cada empresa es única y tiene procesos diferentes, la referenciación de los productos es uno de ellos y puede variar de una compañía a otra, algunas de las empresas del Grupo <a> tienen normativas internacionales para asignar una referencia, sin embargo Gabriel maneja una referenciación específica para sus amortiguadores.

“A diferencia de lo que puede haber en ballestas, espirales, o en el caso de pastillas por ejemplo, para el tema de los amortiguadores no hay una normativa internacional, pero si se utiliza un código que se ha trabajado con Gabriel a nivel internacional. Nosotros tenemos por ejemplo la serie 14 que es para direccionales, la serie standard que inicia por los números 17-18 o 21, nuestra serie Load Carrier que es la 41, los semi reforzados o Ryder que son la series 42 y 46, los Gas Ryder que son los semi reforzados presurizados que son la serie 69; al igual que contamos con nuestra serie comercial que es un amortiguador reforzado, serie 58, utilizado en general en vehículos comerciales livianos o en camionetas y el extra reforzado Fleet Line, que es para uso pesado identificado con las series 83-85-87, todos estos son amortiguadores convencionales, generalmente utilizados en los ejes traseros de los vehículos.”

Todos los productos sin importar el sector al que pertenecen se clasifican de acuerdo a sus características y se identifican por un nombre, la industria autopartista no es la excepción, ya que las autopartes se nombran a través de nomenclaturas quedan cuenta de sus rasgos y distintivos para el mercado. “El tema de utilizar referencias arranca en el uso de estándares, pues si no existieran esas referencias o ese estándar sería casi imposible poder cambiar una pieza por un repuesto porque cada una tendría que hacerse a la medida, pero el uso de patrones ha permitido que un producto pueda ser reemplazado, es decir, un componente de un vehículo pueda ser sustituido por otro y eso es lo que se busca con la referencia.”

Por último es importante resaltar aquellos elementos distintivos que colaboran al reconocimiento de una marca, en el caso de Gabriel, los amortiguadores son identificados y reconocidos por rasgos específicos. “El primer elemento distintivo es el empaque, en general nosotros utilizamos unas cajas kraft, color rojo que son fácilmente identificables en el mercado; allí el usuario podrá encontrar varias de las recomendaciones, tanto de uso como de instalación que nosotros tenemos con nuestros productos. Al  interior se encuentra el amortiguador que cuenta con unas características específicas de pintura, los  amortiguadores Gabriel no son totalmente brillantes, tienen término intermedio entre un brillo mate y brillante. Se identifican por un adhesivo metalizado, que es de color rojo donde se encuentra el nombre Gabriel y donde hay un código específico que identifica cada uno de los amortiguadores, y es el que se utiliza para poder realizar un proceso de garantía en caso de ser necesario. Adicionalmente en la pieza se encuentra la referencia de producto en bajo relieve y finalmente se identifica otro código que informa sobre la trazabilidad de éste, indicando la fecha (día y año) y el turno exacto de cuando el amortiguador fue fabricado. Además los amortiguadores Gabriel tienen vástagos más gruesos de los que se utilizan en las piezas importadas, brindándole mayor resistencia que sirve para hacer el montaje de otros componentes al sistema de suspensión.”

Referenciar una autoparte es muy importante tanto para el fabricante como para el usuario final de la misma, puesto que al conocer los códigos, su trazabilidad, elementos distintivos y sellos se puede tener la seguridad que se está adquiriendo un producto de calidad que cumple con las especificaciones y necesidades de cada vehículo, al mismo tiempo que el fabricante ofrece al mercado piezas que sobrepasan las exigencias de calidad de la industria


De su interés

REVISTA AUTOPARTES

EDC. 36: El mantenimiento de su vehículo es indispensable ya sea cada vez que salimos a carretera, por la seguridad de quienes transitan en ella, o en el diario vivir. Es preciso hacer una valoración exhaustiva de su vehículo y recuerde siempre realizarla en los centros de servicio autorizados.

ÚLTIMAS NOTICIAS

22:32
Cat: En profundidad
22:32
Cat: Invitado Especial
22:32
Cat: Lo último
14:36
Cat: Datos curiosos
21:36
Cat: Nuestra Editorial
21:16
Cat: En profundidad
Mostrando resultados 1 a 7 de un total de 219