No se lo pierda

02.02.2015 16:01 Antigüedad: 7 yrs

A B C DE ACABADO DE

"El correcto funcionamiento y la durabilidad de las autopartes son afectados por variables externas tan impredecibles como la fricción, el agua, polvo, ácidos, temperaturas, entre otras condiciones. Los procesos de acabado superficial, como el cromado o la pintura, son fundamentales para garantizar su óptimo desempeño y su tiempo de vida útil. ¿De qué se trata este proceso? ¿Qué piezas lo exigen?"

El proceso de acabado de las autopartes consiste en realizar una etapa de preparación de superficie que puede ser de tipo mecánico y/o químico, para posteriormente hacer la aplicación de la pintura, si es el caso.

La pintura y los recubrimientos en las autopartes son mucho más que un asunto estético. Se tratan de procesos de protección que dependen de las características de uso y visibilidad de las piezas. De acuerdo con Ricardo Bustos, Director de la División de Operaciones de Incolbest, existen tres diferencias claras en las autopartes que determinan su proceso de acabado:

  1. Piezas que se encuentran ubicadas al interior de los vehículos y están completamente ocultas al ojo del usuario, como los bloques de frenos o los discos de embrague. Estas piezas están sometidas a condiciones agresivas de desgaste como la fricción, el calor, el polvo, entre otros. Este tipo de autopartes es conocido como Black Metal.
  2. Piezas que en ocasiones son visibles para el usuario y requieren de una presentación visual básica, además de una protección especial contra la corrosión. En esta categoría se encuentran las pastillas de freno, los amortiguadores y las ballestas. Uno de los tratamientos más usuales es el denominado anodizado, el cual es un tratamiento electroestático a través del cual se crea una capa de protección contra la corrosión en la superficie de piezas metálicas, que puede ser amarilla o verde. Otro de los tratamientos usados es la pintura electrostática. Este tipo de autopartes es conocido como Grey pieces.
  3. Piezas de apariencia. Son aquellas autopartes que además de necesitar una protección contra la corrosión, exigen un desarrollo estético importante. En esta categoría se encuentran las pinturas brillantes, esmaltados, cromados, lacas, entre otros. Los rines son el ejemplo insignia de este tipo de autopartes.

DEL PROCESO LAS AUTOPARTES


PROCESO DE ACABADO: UN DETERMINANTE QUE SE PONE A PRUEBA

De acuerdo con Ricardo Bustos, todas las autopartes, especialmente aquellas metálicas, son sometidas a requerimientos de cámara salina. “Se trata de someter las piezas, en un ambiente de laboratorio, a velocidad extrema que acelera la condición de corrosión a la que está expuesta una autoparte en condiciones normales:

agua, tierra, polvo, ácidos, las cuales a largo plazo van a corroer la superficie. Con esta prueba se simulan en 100 horas 10 años de uso. Las protecciones y pinturas de cada autoparte deberán ser capaces de mantenerse íntegras y bajo estándares establecidos, como:

  • No desprendimiento de la pintura.
  • No desprendimiento del anodizado.
  • Mantener unos niveles de óxido aceptados, según la pieza, o simplemente no presentarlos.
  • No inflamación en la pintura.
  • No daños en el cromado.

Asimismo, existen otro tipo de pruebas que son empleadas según el tipo de pieza: para el plástico se llevan a cabo pruebas de resistencia a la radiación ultravioleta; para cromados y pinturas se realizan pruebas de abrasión; para asientos se realizan pruebas de resistencia al roce y decoloración.


De su interés

REVISTA AUTOPARTES

EDC. 36: El mantenimiento de su vehículo es indispensable ya sea cada vez que salimos a carretera, por la seguridad de quienes transitan en ella, o en el diario vivir. Es preciso hacer una valoración exhaustiva de su vehículo y recuerde siempre realizarla en los centros de servicio autorizados.

ÚLTIMAS NOTICIAS

22:32
Cat: En profundidad
22:32
Cat: Invitado Especial
22:32
Cat: Lo último
14:36
Cat: Datos curiosos
21:36
Cat: Nuestra Editorial
21:16
Cat: En profundidad
Mostrando resultados 1 a 7 de un total de 219